Cultura y Coca-Cola: ¿Un extraño kalimotxo?

Llevo trabajando para Coca-Cola cinco años, como responsable, entre otras cosas, de la organización de los Premios de Teatro Joven que patrocinan y que se han convertido en referente imprescindible del teatro hecho en los centros de enseñanza y las casas de cultura de toda España. Estos días, junto a un campus para jóvenes teatreros, celebra su fase final en Madrid. Coca-Cola, liderada por Marcos de Quinto, su presidente, un hombre amante del arte, apostó en su momento por impulsar actividades culturales patrocinando ámbitos menos iluminados por el foco mediático. Con ello apoyaban a expresiones más frágiles, al tiempo que su acción era por ello más visible para el sector cultural y para la sociedad. Y así, una acción de promoción e incluso de política cultural nace de la aportación de fondos y energía de una empresa de refrescos. Bienvenida sea.

Incluso las fronteras territoriales que resultarían menos permeables a una iniciativa del gobierno central si promoviera un concurso “nacional”, resultan mucho más abiertas a una marca comercial instalada hasta en el último rincón del país. Muchos beneficios juntos; y muchos beneficiarios, pardiez. El papel del dinero privado en la cultura puede ir creciendo a medida que las instituciones reducen su presencia –no solo fruto de la coyuntura-. Las organizaciones culturales –empresas, compañías…- han de abrir sus ojos y su mente a esta nueva forma de intervención cultural que tanto puede aportar a actividades en las que la cultura está más desguarnecida. Sin miedo, con un discurso propio asentado en los valores sociales de la cultura, que otras empresas, como Coca-Cola ha demostrado, pueden compartir e incluso asumir.

8 Comments

Filed under artes escénicas, Políticas culturales

8 Responses to Cultura y Coca-Cola: ¿Un extraño kalimotxo?

  1. JMP

    Este post me hace pensar (ya quisiera yo que llegará a ser reflexión) sobre la cultura y la educación y lo mal que casan en este país desde siempre. Y también en las aportaciones de dinero público y privado al sector cultural. En estos tiempos en los que parece que se rompió el cantaro de la lechera y nos descubrimos, como decía Serrat, chupando un palo sentados sobre una calabaza, leo y oigo a menudo a representantes de las empresas y compañías de artes escénicas pedir que no decaiga el dinero público invertido en cultura, como si fuese la única solución al duro momento que toca vivir. De verdad no hay otras soluciones? Y las compañías privadas que destinan enormes cantidades de dinero en publicidad, promoción, patrocinio deportivo? No se les podría sentar en una mesa y convencerles del interés de invertir algo en un espectáculo igual que lo hacen para patrocinar una exposición de arte? Y los acuerdos de colaboración o patrocinio que los sectores privados? y la famosa ley de mecenazgo? por cierto, relamente es necesario que se promulgue una ley para fomentar el mecenazgo? todo lo tenemos que legislar en este país? En fin, doy la enhorabuena a Coca-cola por poner un buen grano de arena y algo más en el Teatro Escolar. Esperemos que cunda el ejemplo.

    • Robert

      Hola, JMP: Creo que las empresas, sobre todo las más dinámicas -que no siempre son las más grandes- miran cada vez más hacia la Cultura como un sector en el que “invertir”. Saben que vincularse a la cultura puede dar a sus marcas un valor añadido de gran interés. Pero, obviamente, no a cualquier precio. Por nuestra parte, debemos transmitir a quienes pedimos que nos acompañen en el viaje creativo, es decir, a quienes pedimos colaboración o patrocinio, que nos interesan sus problemas, que conocemos a sus clientes y sus necesidades. El patrocinio es un viaje en el que las dos partes deben sentirse satisfechas. Ambas deben sentir que ha merecido la pena.

  2. Pingback: Mecenazgo cultural y fundraising « el blog cultural de robert muro

  3. Pingback: Bookcrossing, cultura y participación « el blog cultural de robert muro

  4. Pingback: Po favó: una ley de financiación para el arte y la cultura…, ya (A propósito del puente de los Suspiros) | el blog cultural de robert muro

  5. Pingback: Chispas de la vida para encender libros | el blog cultural de robert muro

  6. Pingback: Patrocinio y fiscalidad, una pareja que da juego | el blog cultural de robert muro

  7. Pingback: Teatro y Coca-Cola: “cubata” cultural | el blog cultural de robert muro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *