Más madera 3: Gerardo Vera

El director del CDN, Gerardo Vera, se autoprograma,  y tendremos la fortuna, además, de que esté con su Woyzeck más tiempo que  ninguna otra obra esta temporada. Gerardo Vera ha decidido montar a Georg Büchner, un poco conocido autor español que se suma a la larga lista de autores ibéricos de esta temporada y que precisaban desesperadamente darse a conocer a través del Centro Dramático Nacional: Tennesse Williams, Heinner Müller, Harold Pinter, Eduardo de Fillippo, Anton Chejov, William Shakespeare

Hay que reconocer sin embargo a Vera, el esfuerzo de abrir las puertas de este teatro “nacional” a nuevos autores extranjeros como Alfredo Sanzol, El brujo, José Ramón Fernández, Rodrigo García, José Manuel Mora o Margarita Sánchez.

Ciertamente algún mal pensado dirá que eso de programarse a sí mismo se ha hecho siempre, en éste y en cualquier teatro público que se precie. Ahí está otro Tennessee Williams, el de Gas, en el Español por ejemplo. Lo dicho, mal pensados que creen que la gestión entregada a artistas tiende a confundir las cosas y poner la gestión al servicio de uno mismo.

Y al tercer día…, paró, que me estoy poniendo un poco pesadito con tanta madera

(no os olvidéis de suscribiros al blog, es muy fácil, sólo tenéis que escribir vuestro mail donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha, y recibiréis un aviso con cada nuevo post)

3 Comments

Filed under artes escénicas, polémica, Políticas culturales

3 Responses to Más madera 3: Gerardo Vera

  1. Josemaria Torrijos

    Es que don Gerardo Vera (y me parece que otros directivos actuales también) además de cobrar como Director del CDN, cobra sus propios montajes aparte de la nómina. Y esa nómina fue duplicada cuando tomó posesión del cargo. Todo quedó por escrito (aparte de que el María Guerrero se mantuvo injustificadamente cerrado bastantes meses desde que to mó posesión allá en aquella primavera hasta después de Navidades).

    • Maguil

      Hubo una oportunidad de modificar este funcionamiento con los foros y los consejos estatales (masivos..poco operativos, con doble representación por parte de personas y entidades, etc) y con los códigos de buenas prácticas, los contratos-programa..a principios de esta legislatura…pero en vez de cambiar las ruedas hemos «parcheao»..y vamos teniendo «reventones»…con la crisis aparecerán más problemas…lo peor es que el modelo centra-estatal es el que copian las autonomías y los ayuntamientos de todos los partidos…y el camión vuelca un día de estos, seguro!!!
      ¿por qué no paramos en un área de descanso, nos tomamos un café y vemos las cosa de la cultura con una perspectiva amplia, generosa, a largo plazo?…a lo mejor España aguanta un par de años sin alguna «unidad de destino en lo universal de la producción escénica»
      Algo huele a pútrido en la cultura española..oigo la radio, detienen a un miembro de la academia del cine!! ¿pero qué es esto, oiga?
      Como mínimo debemos exigir consejos consultivos preceptivos y operativos (no masivos) en todas las entidades públicas o con mayoría de financión pública…con registro de intereses particulares…es que esta democracia es imperfecta..pero ya es un poco mayorcita!!!!!

  2. Maguil

    La legislatura está agotada, que no acabada!! puede haber juego, pero lo fundamental está hecho, para bien o para mal…las intenciones iniciales de dotar de más transparencia a los centros nacionales se han cumplido a medias…en alguna ocasión la despedida ha sido con cajas destempladas!! desafinando. No hace falta dar nombres de todos conocidos. Quizá se debía haber sido más realista y dejar agotar mandatos y legislaturas por parte de todos..¿por qué en unos centros la aplicación de los contratos-programa y el concurso público ha funcionado y en otros no?…nadie desde el Ministerio lo ha explicado..y se debía haber hecho, son recursos públicos!!! El modelo de liderazgo en estos grandes centros españoles todavía tiene muchos tics de romanticismo artístico, de gestión personalista…cuando vemos que los centros escénicos europeos ya se han dotado de comisiones de lecturas, comités artísticos, dirección general por encima de esta dirección artística y de la gerencia. Vemos, incluso, en muchos centros municipales que en la puerta de nuestros amigos «programadores» pone: director-gerente…¿en la España actual existen estos mirlos blancos que están al tanto de las tendencias artísticas y de las novedades del marketing y la gestión?…no me lo acabo de creer!!
    El caso Vera es modélico, canónico, al margen de la persona y su trayectoria…es algo que ya ha pasado en el Ministerio en otras ocasiones (ONE, CND, etc)…alguien o algún colectivo (en el caso de la orquesta)..es capaz de no cumplir el mandato constitucional del que emana esta actividad escénica. El objetivo del CDN es reflejar como vemos los actuales españoles el teatro propio y el ajeno, el actual y el histórico!! …pero no solo el ajeno!!! o el del pasado…se aplican gustos – a veces, extraños complejos de inferioridad- únicamente personales…y el resultado es el alejamiento de los aficionados actuales y futuros…lo hemos visto en los 80 y 90 con las grandes orquestas europeas, hasta que el repertorio ha virado y se encontrado con los cambios de gusto de la sociedad..no siempre a peor!! pero con el repertorio se ha cambiado la forma de gestionar y de tomar decisiones…estas grandes instituciones se han abierto a la participación, la gestión profesionalizada, los consejos ejecutivos, la profesionalización creciente de las tareas..y la descentralización…pregunto: ¿por qué se priva a los españoles que no residimos en Madrid de los espectáculos producidos con recursos públicos?….en esto se ha fallado!! sin paliativos!!! como en la introducción de la idea de servicio público como medio de sembrar para el crecimiento futuro de una generación de grandes dramaturgos españoles…y ya es imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *