Paloma Pedrero

Paloma Pedrero es uno de nuestros mejores autores teatrales. Sí, he dicho uno, a despecho de ese falso feminismo que reduce la importancia simplemente asignando género. O por decirlo de otro modo, no es una de nuestras mejores autoras, sino de todos los que escriben teatro. Claro, ahora puedo decirlo en alta voz sin ser acusado de intereses o parcialidad. Ahora que llevamos casi seis años separados, aunque mantengamos el querer de quien se amó mucho, y una hija que amamos ambos.

Paloma Pedrero debería haber estrenado sus obras en el Centro Dramático Nacional hace muchos años…, si ese organismo no hubiese sido a menudo reducto de prejuicios, amiguismos y masculinismos. Sigo considerando que un autor que estrena fuera con la regularidad que ella estrena, que está en las más importantes antologías de literatura española del mundo, que ha sido maestra de muchos de quienes hoy son considerados autores teatrales…, debería ser tratado por las instituciones con más equidad.

Pero lo relevante, para uno mismo y para la Historia, si es que uno llega a ella, claro (ninguno lo veremos), es escribir, seguir pariendo obras que vuelen o puedan volar, obras buenas que manchen los papeles de lágrimas cuando las lees. O de risas suaves o escandalosas, que también. Obras que te transformen. Y Paloma sigue escribiendo, haciendo poesía y hasta humor del mucho dolor ajeno…, y del propio.

Paloma tiene un cáncer canalla en el colon y nos lo ha empezado a contar en La Razón todos los domingos, en el suplemento “A tu salud”. Lo seguirá haciendo hasta que venza en esta guerra. Porque vas a vencer. Vamos a vencer, Palo.

12 Comments

Filed under Uncategorized

12 Responses to Paloma Pedrero

  1. Laura Alvarez

    Sin duda cierto, total y absolutamente. Tuve ocasión de conocerla, brevemente, a través de ese maravilloso grupo de teatro en Fundación RAIS, con personas sin hogar. Es fabulosa. Sería maravilloso poder incluirla en este blog: http://www.mujeresimprescindibles.blogspot.com/ si nos lo permites. Dale mucho ánimo.

  2. paloma

    Gracias, Roberti. Ahora y siempre me ha alentado tu opinión sobre mi obra. Porque sé que es profunda pero, sobre todo, de una persona con criterio (je, je) . Y oye que sí, que lo vamos a vivir. A ver si ahora que estoy malita corren a estrenarme en los Centros Dramaticos Nacionales.
    Así lo vemos, que es mucho mejor.
    Un beso,
    Paloma

    • Hola Roberrt Muro, Perdona que utilice este post con otra finalidad.

      Antes de nada desear a Paloma la total recuperación de su enfermedad.

      Utilizo este canal porque estoy intentando ponerme en contacto con Paloma Pedrero y no encuentro otra forma. Siento mucho que no sea ni la forma ni el momento adecuado.

      Permítanme presentarme. Soy un profesor de una sección bilingüe española que tiene el ministerio de educación en Eslovaquia. Este año elegimos «La isla amarilla» para preparar en el instituto con los alumnos del instituto.
      Desde el año pasado en Eslovaquia se hace un festival de teatro donde los alumnos de todas las secciones bilingües de Eslovaquia vienen a representar las obras que han estado preparando durante el curso. En este festival se seleccionan dos obras que irán a representar a Eslovaquia en un festival internacional que este año se representó en Moscú.

      Cuál es mi sorpresa el viernes, que me llama una compañera para avisarme que sociedad general de autores (eslovaca) nos ha enviado una carta reclamandome los derechos de representación de una obra en un festival de teatro escolar de Moscú. Festival que se hace con el único fin de fomentar el teatro y cultura españoles en los alumnos de los centros bilingües que tiene el ministerio español en el centro y este de Europa.

      Me gustaría ponerme en contacto con Paloma Pedrero para poder solucionar este desagradable asunto asunto.

  3. Mándale muuuuuuuuuuucha energía positiva Robert. 🙂
    Pedro

  4. FRANCISCO

    Seguro que va a ser así, su aportación en La Razón( su Director de publicaciones con conocimiento y sensibilidad periodística sabe elegir muy bien) va a ser una ayuda grande para las personas que lo padecen así como a los que les rodean y les quieren , fuerza y animo de espíritu para superar la adversidad.

  5. Gracias, Francisco, gracias Pedro y Laura por estos comentarios de afecto que vienen tan bien, tan cálidos, tan amigos.
    Si no los lee aquí, se los haré llegar a Paloma.

  6. Maguil

    Bueno..pues Paloma por tener ascendentes de esta tierra fría y dura que es Castilla seguro que lucha y vence!!! ahí estaremos todos los que podamos ayudar!!! contad conmigo para lo que querais..incluido viaje a Valladolid a ver amigos teatreros, bodegas…subir a los páramos a caminar!!! escuchar música, ir a Palencia o Zamora…lo que sea, esto es importante, lo demás mera contingencia!!
    Un fuerte abrazo a los tres!!!
    Hasta la victoria, siempre!!!

  7. Ah, querido Maguil, desde lo más profundo te doy las gracias por tus palabras y ofrecimiento. Sensible como estoy, me arrancan lágrimas calmadas mezcla de alegría y de dolor. Gracias, compañero. Alguna de esas, sí; tal vez el paseo por los páramos.

  8. Pablo Osuna García

    En estos días últimos he leído y releído esta entrada, además de los dos artículos de Paloma en La Razón. Sin conocerla en persona, me emociona profundamente lo que está haciendo. Es una tremenda lección de vida, realmente generosa. Mi gratitud por lo que me han transformado sus palabras, mis mejores deseos y energía para que atraviese este nuevo camino pronto y bien.

    GRACIAS,

    Pablo

    • Gracias por tus palabras, Pablo, fluyen del mism,o lugar que las de Paloma. Se las transmito a ella, pero a través de facebook puedes hacerlo tú mismo. Un abrazo.

  9. helena molero

    Robert: transmite a Paloma todo mi cariño y admiración por encarar su enfermedad intentando ayudar a los demás desde su propia vivencia. Eso es generosidad. En vez de encerrarse en sí misma, desde su problema, ayuda. Esta es nuestra Paloma, fuerte y generosa, que va a superar su enfermedad y va a seguir escribiendo y dando clases de teatro y de vida. Helena Molero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *