Leyes imprescindibles para 2013 (no previstas)

 

Imagen

El nuevo año, 2013, debería traer nuevas leyes imprescindibles para airear la democracia y la cultura. Aquí van unas propuestas.

Ley de Servicios Públicos: que sancione en la práctica el compromiso total del Estado y las instituciones con los servicios públicos. Una ley que, atendiendo a la necesaria eficiencia en los servicios públicos -cultura, sanidad, educación…-, reconozca y arbitre la gestión privada de algunos de sus ámbitos, pero excluya de ella a las empresas con ánimo de lucro. O, en su defecto, una ley que imponga severísimos controles que disuadan a cuantos empresarios quieran hacer negocio desmedido con la salud, la educación o la cultura.

Ley de Transparencia en la Gestión: que establezca obligaciones indeclinables en la gestión pública de presentar cuentas claras, procesos de selección y contratación transparentes, impida amiguismos, corruptelas, y establezca duras responsabilidades concretas si esas obligaciones no se cumplen.

Ley de la Cultura: que establezca la importancia estratégica de la Cultura y las artes para este país y para el devenir de su sociedad, su valor esencial como materia articuladora de identidad e impulso económico, y que establezca medidas específicas para su desarrollo, y el de su tejido organizativo (museos, compañías, empresas, orquestas, teatros…) cada vez más autónomo de los poderes políticos y más vinculado y controlado por los ciudadanos.

Ley de Responsabilidades Políticas, que estipule las obligaciones y las responsabilidades de los políticos más allá de su cargo, para disuadir a cuantos consideran que la actividad política es un coto de negocio y de poder del que no han de responder ante los ciudadanos aunque dejen las finanzas públicas en bancarrota o las empleen a su servicio y al de los suyos. Una ley que impida que la mala gestión quede impune. Una parte de esta ley debería fijar incompatibilidades tan duras que hicieran muy poco deseable a los arribistas hacer política. En algún punto de la redacción de esta ley debería acogerse como modélica e inspiradora la frase del Rey: ¡Lo siento. Me he equivocado. No volverá a ocurrir!

Ley de Responsabilidades Empresariales que impida que banqueros ladrones y empresarios de la construcción sinvergüenzas, mantengan sus  beneficios –en forma de yates, dinero, propiedades o puestos directivos- cuando han sido responsables ciertos del desempleo y la miseria de millones de personas, y el empobrecimiento de un país.

Y una última ley, esta simplemente desiderativa: Ley de Solidaridad y Compasión frente al sálvese quien pueda, que promueva el valor de los ciudadanos que apoyan a otros, que exalte a cuantos se compadecen de quienes sufren y hacen algo concreto en su favor. Una ley que publicite como un mal obtener beneficios del perjuicio a terceros. Una ley que convierta ante los otros en buenos a los buenos y difunda como perversa la imagen de los malos. Una ley que entiendan los niños.

 

(Si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo escribiendo tu mail en donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos dándole al “me gusta” en nuestra página de facebook)

3 Comments

Filed under Uncategorized

3 Responses to Leyes imprescindibles para 2013 (no previstas)

  1. jose antonio garcía gonzález

    Sí, ya las veo venir: 2013 leyes persecutorias, leyes recaudatorias, leyes discriminatorias, leyes condenatorias, leyes prohibitorias, leyes ejecutorias… Contra los pobres, los parados, los desauciados, los diferentes, los excluidos, los inmigrantes, los mendicantes, los iletrados, los ilegales… Leyes para fiscales y jueces y jurados y bufetes y abogados, y penalistas…
    Leyes y decretos y normativas y penas y disciplinas y multas, amenazas y castigos, látigos, cilicios, rosarios, formularios, recetarios, escapularios… Leyes contra la vida, la libertad, la igualdad, la hospitalidad, el amor, la solidaridad… 2013 leyes de lesa humanidad…

  2. Maguil

    Estando de acuerdo en legislar con humanitarismo y no con autoritarismo, lanzo una reflexión: los españoles menores de 55 (34+21) años no han tenido ocasión de “refrendar” la Constitución…no se han podido pronunciar a favor, en contra…abstenerse…algunos, es mi caso, aquella noche la pasamos haciendo pintadas como “llena la urna de peces”…seguida de una A circulada…por lo que tampoco es “la nuestra”…el PNV se ausentó de las reuniones y se abstuvieron…CiU si estaba…¿no sería hora de abrir un proceso constituyente? la España actual es muy diferente de la de los 70…en todo!! aunque en lo económico nos vamos acercando…
    una constitución que sancionases el “estado social de derecho” de verdad, no expuesto a intereses económicos y geoestratégicos de potencias exteriores como USA, China, Inglaterra o Alemania…los más jóvenes nos lo agradecerían!!!
    dicho queda…
    salud y conocimiento!!

  3. Pingback: El democraticismo oculta el bosque | el blog cultural de robert muro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *