Dad y se os dará. Rebelaros y un nuevo mundo se revelará

Foto post dad y seo os dara

Agradecimiento recibido por parte de Fernando Arrabal a raíz del Kit de Supervivencia elmuro

Mi buen amigo, Pepe Martín, a quien todavía le paran por la calle para felicitarle su papel como Conde de Montecristo, en la súper exitosa producción de TVE de los setenta, agradece el Kit de Supervivencia elmuro con una frase juvenil y reveladora: “Tu kit es realmente de supervivencia. Así que, hartos de resistir, este será el Año de la Rebelión.

Son muchos los que van dejando también por escrito su agradecimiento, su saludo: de Manuel Lagos, a Paco Heras, de Mercedes Lezcano, a Luis María Anson, de los chicos de El Deseo y Pedro Almodóvar a los de Albena Teatre, de Lola Martínez a Miguel Ángel Pérez, de Manuel Molins a Natalia Menéndez, de Marina Mayoral, a Guillermo Heras, de José Antonio Vera a Ignacio del Moral, de Elena Hernando a Marifé de Santiago, de Manuel Sierra a Fernando Arrabal… Hasta Mariano Rajoy envía su carta dando por recibido el regalo. Sin duda el afecto es especialmente bien venido en estos tiempos broncos.

Sí, porque nos toca vivir momentos en los que la tijera gris y la suciedad que mancha pugnan por ser el único horizonte de las gentes. Los derechos sociales, la educación, el trabajo, la vivienda, la sanidad… y también, cómo no, la cultura y el arte, están siendo forzados a migrar desde el territorio de los derechos al de los privilegios, en el caso de que haya dinero para pagarlos. Y este viaje, después de treinta años de democracia, no puede acabar así. Por eso son tiempos, también de retos, y el que tenemos por delante difícilmente lo expresará mejor el deseo de Pepe: pasar de la resistencia a la rebelión, a la rebeldía.

¿Pero cómo concretar la rebelión? Nosotros hemos optado por algunos principios elementales que pensamos que cambian el entorno inmediato, que quieren ser mancha guapa de aceite. Lo pequeño es hermoso. Por un lado hacer bien las cosas que hacemos, y hacerlas cada vez mejor, esforzarnos en la belleza y el color frente al recorte oscuro como ley. No podemos, no debemos, no queremos dejarnos vencer por la dominante mediocridad justificada por el recorte. Por otro, dar, dar todo lo que se pueda, compartir, crear redes de intereses comunes, generar equipos más allá del propio, lo que implica abrir las puertas a los amigos pero también confiar en el desconocido. Dar porque sí a quien lo necesita. El Evangelista Lucas lo contaba así en su relato del Sermón de la Montaña: «Dad y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir» (Lucas 6.38).

La rebelión, hoy, no es la de finales del siglo XIX, ni de los estertores de la Dictadura en España. Rebelión es buscar lo que nos une a cuantos sufrimos injusticias; rebelión es apoyar a cuantos gritan o son víctimas; rebelión es no dejarse contaminar por el estilo del Poder y no dejarnos arrastrar, a nuestra pequeña escala, por la corrupción. Rebelión es apoyar a quien lo merece con la convicción de que estamos regando fértiles semillas. El ¡basta! de hoy es rebeldía permanente y no estallido. Así que el raca-raca de los medios de comunicación encelados en Bárcenas, Infantas y Gúrteles desvergonzados, desviando nuestra mirada de quienes los crean o encubren, nos despista; el raca-raca de instituciones, organizaciones o comunidades, solo atentas a lo suyo, hoy nos divide; el raca-raca del miedo del “podría ser peor”, nos paraliza.

No son los mejores momentos para dormir más de la cuenta, pero sí son buenos para crear, para conocer y hacer compañeros de viaje, para soñar junto a nueva gente, para hacer sin queja. Para rebelarnos.

Y lo prometo, mañana Manhattan.

(Completa esta lectura con mi artículo “Contrato Ciudadano por el Arte y la Cultura”, publicado en julio en la revista El Espectáculo Teatral)

 

(Si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo indicando tu dirección email en “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos en Facebook dando a “me gusta”)

Leave a Comment

Filed under Opinión, Reflexión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *