Tag Archives: Arte Contemporáneo

Visca Catalunya, con perdón

Los “vivas” tras los cuales hay el nombre de un país, nación o nacionalidad, suelen poner mis escasos pelos firmes cual escarpias. En el mejor de los casos me recuerda el papanatismo de “viva mi pueblo” (que no sabes si lo que de verdad quiere decir, es biba yo y avajo los demás), y en el peor, el terrible “viva la muerte” del legionario Millán-Astray de infausta memoria.

Ya, ya sé que el post anterior rezaba Viva España, pero supongo que a nadie se le ocultó que lo que quería gritar era un imperativo “Vivid, no os dejéis desanimar”, ante la agresión psicológica a la que está sometida la buena y humilde gente de este país para que se trague la crisis sin chistar.

Bueno. Pues hoy me dan ganas de gritar “Viva Cataluña, o Visca Catalunya”, y es que cuando uno coge carrerilla es difícil pararle.

Sergi Belbel, director del Teatre Nacional de Catalunya ha decidido programar la obra de cuatro autores catalanes jóvenes en la Sala Grande del TNC. Salivo de envidia por su valor y por la medida misma que, aunque tardía –es su última temporada- expresa la decisión de promover al primer plano a los dramaturgos locales. La cultura de un país, la cultura vinculada a una lengua, a unas tradiciones, a un pasado común que alimenta historias colectivas e Historia, debe ser respetada, conservada, delicadamente cuidada. Por eso siento hoy envidia por la decisión de Belbel, y pena por el castizo desprecio por lo castizo que anida en las mentes de tanto moderno sin pasado que bebe los vientos por cualquier novedad y desecha lo cercano, lo propio.

No hay forma de que los creadores crezcan y se hagan grandes –sean dramaturgos, realizadores, novelistas, poetas, fotógrafos o pintores…- sin el alimento que suponen estrenos, publicaciones, grabaciones, exposiciones…; sin el alimento que supone el juicio del público, al que sus creaciones van destinadas.

Pues eso, que sana envidia.

NOTA: Pena penita pena, por Juan Luis Galiardo, ese nadador irredento y atleta en su vejez; y por Gustavo Pérez Puig, que montó a Alfonso Sastre cuando hasta los suyos le negaban el pan y la sal. Fíjate, le gustaban Sastre, Buero, Jardiel y Mihura,  una tierna contradicción. Y es que, para algunas cosas, hay derechas valientes e izquierdas cobardicas.

(si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo escribiendo tu mail en donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos dándole al “me gusta” en nuestra página de  facebook)

2 Comments

Filed under artes escénicas, Cultura, Gestión cultural, Innovación, Inspiración, Opinión, Políticas culturales, Públicos, Uncategorized

Un “reaccionario” interesante: ¿Es arte todo el “arte” que se hace hoy?

(en la foto Damien Hirst con una de sus obras)

La verdad es que es un placer escuchar una opinión argumentada, aunque no te guste. Bueno, a mí, incluso más si no me gusta. Porque el que alguien te abra ojos y oídos del alma intelectual es un regalo en estos tiempos en los que la reflexión parece estar de vacaciones. A la cosa.

Marc Fumaroli, un francés culto y peculiar, polemista, un poco outsider y “vieux terrible” (hubiera dicho “enfant terrible, pero nació en 1932), ha visitado España para presentar su último libro titulado París Nueva York-París. Viaje al mundo de las artes y de las imágenes. Alguno podría considerarle provocador y reaccionario, y de hecho así inicia el redactor su entrevista, publicada en El País: ¿Es usted reaccionario? Y Fumaroli le contesta: “Es verdad que me gusta mucho reaccionar y las gentes que reaccionan están muy vivas. (…) No creo que la historia tenga un sentido ni que tengamos que inclinarnos ante el sentido de la historia. Lo que me interesa son aquellos que van contracorriente.”

Fumaroli es extraordinariamente crítico con el concepto del arte espectáculo, del arte negocio, de ese arte apoyado y empleado por los que más tienen para marcar la diferencia social y económica con los que no pueden poseerlo. Desde su perspectiva el arte contemporáneo no puede ser llamado arte; por decirlo de otro modo –coincidente con lo que muchos pensamos-: que no todo lo que se cuelga de un museo es arte. Señala que Europa, influida por EE.UU desde el movimiento pop (¡hay que ver lo que dice de Warhol!) tiene una idea de arte como concepto, “como cosa efímera que durará un tiempo breve y que, momentáneamente excita a los periodistas.” Algo así como lo excitados que se sienten también tantos con las colecciones de moda, verdadero talón de Aquiles hasta de algunos de nuestros auténticos intelectuales. O de algunas obras escénicas.

En arte está tan aquilatado el hecho de que quien juzga y decide es un conglomerado formado por responsables de museos, galeristas y ricos, que afirmar que el arte para ser aceptado como tal requiere el paso del tiempo y un cierto consenso social, es hoy en día estar fuera de juego. Lo estoy, indudablemente. Es más, en ocasiones siento que la necesaria apuesta de los poderes públicos por los nuevos creadores, va mucho más allá y sanciona con su apuesta a los creadores recientitos como grandes artistas sin esperar recorridos. El poder, el poder. ¿Por qué tanta prisa, cuando el arte es aquello que se destila de la creación de una época como legado para las siguientes?

Leeré este libro de Fumaroli y volveré a leer otro que en su día creó gran polémica, El Estado cultural. Y algo podré compartir. Espero.

(Nota: Hoy, 29 de septiembre, es día de ruidos, de los que no obstante habrá que hablar cuando se serenen. Solo entonces podremos seguir el consejo del sabio poeta Antonio Machado: “A distinguir me paro las voces de los ecos”.)

Leave a Comment

Filed under General, polémica