Tag Archives: Arte

Revistas porno para Wert y Montoro

magicoprodigioso-porno-wert

Combatir las medidas injustas, las políticas-brujas malas contra la cultura, puede ser hasta divertido. Que se lo cuenten si no, a las “primas de riesgo”.

Las “primas de riesgo”, una mezcla de familia teatral en segundo grado de gentes atacadas por el recorte salvaje, idearon hace un par de meses una alternativa que, como el cuento de El traje nuevo del emperador, de Hans Christian Andersen, desnudaba hasta el extremo las vergüenzas del poderoso de turno, esta vez de los responsables de la cosa cultural y económica del gobierno.

Las “primas de riesgo” lanzaron su campaña de promoción de El mágico prodigioso, bajo el reclamo “Porno 4%, Calderón 21%”. Inequívoco mensaje, por cierto. La iniciativa consiste en que aprovechando que las revistas porno en España solo pagan el 4% de IVA, las venderán regalando con ellas entradas para la obra de teatro. Nada más apropiado que el porno, porque esta iniciativa, deja a Wert –y a Montoro- en ropa interior.

Los impuestos que han de pagar las empresas y lo ciudadanos, todos cuantos generen riqueza, son imprescindibles porque los estados que garantizan unos servicios a la sociedad, lo hacen en parte con esos ingresos. Eso nadie lo discute. Lo que sí se discute es cuánto tienen que pagar unos y otros, y lo más razonable parece que debe ser que aporten más los que más tienen y que paguen menos los que más dificultades tienen para sobrevivir. Por eso los impuestos indirectos son tan peligrosos, particularmente el más importante de todos ellos, el IVA, porque al recaer sobre el consumo en general, afecta igual a pobres y ricos. Bueno en realidad a los ricos les afecta menos el precio de las joyas o de la gasolina, claro.

Además, el IVA no afecta a todos los productos igual. Ningún gobierno se sostendría si algunos productos de primera necesidad fuesen gravados con un impuesto del 21%, por ejemplo el pan y los alimentos de primera necesidad. Por eso el subtexto del 21% aplicado a la cultura es tan nítido. La decisión de Wert y Montoro, tanto monta, quiere decir muchas cosas, todas ellas feas: quiere decir que si quieres alimentar el alma, pagues; que si quieres dedicarte a crear arte y a hacer que tu país destaque en cultura, pagues; quiere decir, como desnudan las “primas” que tienen menos impuestos las revistas porno que el teatro. Pensar, como algunos piensan, que con el 21% esos ministros quieren castigar al sector cultural por su carácter crítico, aunque el aire vengativo de ambos alimente esta posibilidad, es dotarles de una capacidad de pensamiento estratégico del que a todas luces carecen. No, simplemente desprecian la cultura, y no creen que el arte y la cultura deban tener un papel en nuestras vidas y en la historia futura de nuestro país.

Por eso simpaticé de inmediato con las “primas de riesgo”, y compraré entradas -digo, revistas porno- para sus representaciones de enero. Ah, y ahora mismo encargo dos para enviárselas a los ministros del ramo. Con ese impuesto, yo pago una ronda. Bueno, tal vez a Mariano tampoco le venga mal recibir una… entrada. Al final, la broma me va a salir por un pico.

(Si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo scribiendo tu mail en donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos dándole al “Me gusta” en nuestra página de Facebook)

1 Comment

Filed under artes escénicas, El Blog Cultural de Robert Muro, Opinión, polémica, Políticas culturales

Creatividad y tijeras. 2: Se necesita un nuevo modelo

luces-sombras-teatro-creatividad

Pues eso, que la creatividad grupal en nuestro país, necesita un nuevo modelo que favorezca el desarrollo de nuevos y jóvenes proyectos; y que combata con su propia altura la tijera y la auto-explotación. Es tan obviamente locura montar una sociedad limitada para un proyecto que durará un año en el mejor de los casos; es tan obstaculizador y generador de conflictos obligar a montar una empresa con todas las de la ley a un grupo de jóvenes en plena y bella fiebre artística…, que si desde el poder no se favorece un formato sencillo y por proyecto para dar cobijo a la creatividad de esos grupos o/y proyectos es porque no interesan nada; porque no se advierte el potencial de futuro que para un país tiene favorecer la creatividad.

Sin querer ser exhaustivo, ese nuevo modelo del que hablo debería incorporar los siguientes aspectos:

  1. Diferenciación de las producciones y actividades artísticas en función de tamaños, presupuestos, precios, espacios de exhibición y niveles de rentabilidad.
  2. Adecuación de los impuestos, retenciones y cotizaciones a la Seguridad Social, a esas diferentes realidades. Partiendo de la reducción del IVA -al menos a los niveles previos a la barbarie montorowertiana-, los productos, espacios y creaciones de un tamaño menor estarán absolutamente libres de impuestos, o verán reducidos al mínimo los pagos durante un tiempo que posibilite su subsistencia. Las retenciones y cotizaciones a la S.S. –no así los derechos- se reducirán para permitir que los procesos creativos jóvenes, producidos con pocos monises, destinados a públicos minoritarios o exhibidos en pequeñas salas…, trabajen legalmente.
  3. Los convenios han de cumplirse siempre, pero, para poder hacerlo, contendrán diversas categorías en función de las situaciones señaladas anteriormente. De tal modo que en los pequeños espacios o/y poyectos, al menos se cumplan los requisitos de trabajar con la Seguridad Social cubierta.
  4. Los modelos de producción y de constitución de empresas creativas se modificarán radicalmente, creando el modelo por proyecto para impulsar –facilitándola- la constitución legal de los nuevos equipos creativos, salas o producciones, pero sujetos a normas fiscales, de constitución, de pago de derechos de autor, etc, adecuados al escaso recorrido previo, a las expectativas y a la corta duración de su vida útil. Que para hacer una pequeña e imprevisible producción haya de crearse una empresa sociedad limitada es una estupidez y una maldad anti artística.

Ya, ya sé que éstas son apenas algunas de las medidas que habrían de tomarse, pero su virtud es que apuntan al corazón del mal: el arte no puede sujetarse exclusivamente a normas económicas del capitalismo duro.

Si estamos de acuerdo -que espero que lo estén incluso quienes rezongan al oírlo-, en que el arte y la cultura son necesarios en una sociedad de seres humanos libres; si estamos de acuerdo en que la bondad maravillos a del arte consiste en permite a los hombres expresar cosas bellas que de otra manera quedarían sin ser expresadas…, pongamos los medios para que ello sea posible.

Hasta hoy, los gobiernos se han limitado a financiar algunas expresiones pero tan solo han puesto dificultades a esa diferenciación que daría vida autónoma a los procesos nuevos, jóvenes, y a las creatividades en tiempos de tormenta. Los que vivimos.

 

(Si quieres recibir un aviso en tu email con cada nuevo post, puedes facilitárnoslo suscribiéndote en la columna de la derecha, donde pone “Suscríbete”. También puedes seguirnos dándole a “Me gusta” en nuestra página de Facebook)

2 Comments

Filed under artes escénicas, Gestión cultural, Políticas culturales

¿Te gusta el tutti frutti de arte y cultura?

tutti_frutti_cultural_elmuro

Veo en El País una escultura de Bernardí Roig –uno de sus regordetes y albos hombres con los pantalones abiertos- rodeada de otras muchas barrocas. La noticia cuenta algo del Museo Nacional de Escultura, esa maravilla situada en Valladolid que acoge piezas clave de Juni, Fernández, o Berruguete. Un museo a no perderse. La noticia informa de que se suma a la opción de abrir sus ventanas introduciendo escultura contemporánea entre las barrocas. “Okupas” lo llama el diario. Recuerdo que la obra de Roig, con idéntica filosofía, la vi hace unos meses en el Museo Lázaro Galdiano de Madrid, que dirige una “fiera”, trabajadora y dulce, Elena Hernando.

Tengo que mencionar de nuevo en el blog este museo madrileño porque es un ejemplo de sinergias, de llenar de agua ese pozo que la crisis amenaza permanentemente con secar. Este próximo jueves, 3 de octubre, el Lázaro Galdiano acoge una Jornada: “Arte y Empresa: un mismo combate”, en la que gentes del arte y la empresa compartirán sus reflexiones de cómo multiplicar valores mutuos en tiempos de cólera. Para no perdérsela. Apenas veinte días después, 21 y 22 de octubre, el mismo salón de actos acogerá la tercera Conferencia de Marketing de Las Artes, de ASIMETRICA. Otra cita a la que asistir en ese foco de arte, experimentación y reflexión que está siendo la FLG.

Cuando empezaba este post no era sobre esto de lo que quería hablar. Hoy simplemente quería sugerir, recomendar la lectura de la penúltima columna de Vicente Verdú, El deseo de cultura: como casi siempre, sugeridora, y tarareadora  de músicas intelectuales infrecuentes hoy. “El deseo es la base de la existencia”, comienza su artículo. “El ciudadano culto transmitía la impresión de que obtenía mayor placer paseando por una nueva ciudad, leyendo un nuevo libro o viendo un nuevo cine que quien no disponía de ese caudal”, nos recuerda. “Pero esta demanda o aspiración de ser culto ha desaparecido con una facilidad y rapidez impensable”. No sigo, léanlo.

La lectura de Verdú me sugiere una parte relevante de nuestro papel, el de aquellos que por profesión o pasión mediamos entre quienes crean arte y quienes lo desean. Y ese papel es promover que el arte llegue a los ciudadanos en la mejor de las condiciones para ser degustado, para que ese encuentro le ayude a vivir la vida con más placer e intensidad, más consciente de que el arte es aquello, precisamente, que establece parte diferencial y fundamental de “ser” humanos. El pasado viernes asistí una vez más, con mi hija Candela, a un concierto de Ara Malikian. Algunos de los acordes que obtenía con maestría de su violín diminuto, me llenaron de congoja guapa, y si hubiera estado solo con seguridad habría llorado, de felicidad. Por sentir esa diferencia. Por sentir. Esa es la esencia del arte.

Bueno, mañana más y diferente. Que esto, después de releerlo, parece un helado de tutti frutti. Y yo un tontuelo.

(Si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo scribiendo tu mail en donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos dándole al “Me gusta” en nuestra página de Facebook)

Leave a Comment

Filed under Cultura, Gestión cultural, Inspiración, Marketing Cultural, Opinión, Políticas culturales, Reflexión

Cinco muy buenas razones para no perderse la 3ª Conferencia de Marketing de Las Artes de ASIMETRICA

Conferencia_Marketing_Artes_2013_elmuro

En menos de un mes se celebrará en Madrid el encuentro más importante del país,  y de América Latina, de cuantos se dedican al marketing artístico y cultural.

Una cita que creo que no hay que perderse. Ahí van cinco razones de entre las muchas que encuentro.

Por la trascendencia del tema. Si definimos el marketing como la interrelación entre los creadores y sus públicos para obtener desde esa relación el máximo beneficio para ambas partes, el tema del Marketing de Las Artes se nos muestra como uno de los retos de  mayor cuantía que tenemos cuantos intermediamos entre los creadores y la sociedad. La Conferencia de este año, además, está acogida al título de ¿Colaboramos?, que indaga en la imprescindible unión y coordinación de esfuerzos para poner en pie e impulsar los proyectos artísticos. ¿Cómo no ir allí donde se debaten en profundidad sus últimas tendencias y experiencias buenas?

Por la relevancia de los ponentes. No voy a mencionar a ninguno porque son muchos –trece- y de un muy alto nivel. Siguen en esta edición las secciones habituales, la general, este año compuesta por ponentes de Chile, Inglaterra, Dinamarca y Estados Unidos; la de “Experiencias y buenas prácticas” españolas; y la denominada “El marketing de Las Artes desde otros marketing”, con la presencia de directivos de marketing de Coca-Cola, Hoss Intropia y ESIC. ¿Cómo  no aprovechar para saludarles y escucharles?

Porque nosotros lo necesitamos. Y es que probablemente uno de los territorios en que los profesionales de la gestión del arte y la cultura  mayor crecimiento pueden experimentar y más necesidades de avanzar tienen es, precisamente, el conocimiento y el dominio de las modernas herramientas del marketing. ¿Cómo perderse la pasarela de últimas tendencias?

Por los públicos. Porque el Marketing de Las Artes nos ayuda a conocer mejor a nuestros públicos,  a saber más de sus preferencias y evaluaciones sobre el arte al que asisten, a mejorar su satisfacción en todo el proceso de relación –el famoso camino del usuario-. Porque ellos son el sentido verdadero y más importante de nuestro trabajo. ¿Cómo no aprender a escucharlos mejor?

Por el arte. El arte en la sociedad es, en esencia, un brindis al sol que nos identifica como humanos, un “me gusta la belleza porque me hace mejor y vibro con ella.” Ni más ni menos. Para muchos, además, la esencia del arte es precisamente la de constituir el lado bueno del ser humano, la que lo relaciona con lo creativo frente a lo destructivo. Quienes deseamos que la sociedad y cuantos la componen tengan cada vez más derechos de acceso al arte, y sea más importante en sus vidas, tenemos en el marketing bueno un aliado para incrementar ese peso proporcional de la cultura en las vidas. ¿Cómo no vernos en Madrizzzz los días 21 y 22 de octubre?

(Si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo escribiendo tu mail en donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos dándole al “Me gusta” en nuestra página de Facebook)

4 Comments

Filed under Uncategorized