Tag Archives: ARTEMAD

El democraticismo oculta el bosque

democraticismo-ocalta-bosque

Me llega por mail una propuesta de Comisión para elegir al nuevo director de los teatros de Madrid, en sustitución de Natalio Grueso, que se va en junio. La elabora el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento.

Loada sea toda iniciativa que se oriente a democratizar la elección de responsables políticos culturales; más loada aún si se propone que estos procesos salgan de la oscuridad y la catacumba. Lo malo es que centrar el problema, como hace el documento, en la creación de una comisión electora, es desviar el tiro del centro de la diana. Lo que necesitan los procesos de selección de responsables culturales de las instituciones –ayuntamiento, comunidad, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte- es ser organizados GLOBALMENTE, siguiendo pasos lógicos, conocidos, eficaces y transparentes:

Primero, que las instituciones expliciten sus objetivos de política cultural, sus bases políticas de gestión para el periodo de que se trate, que han de ser conocidas públicamente.

Segundo, que la convocatoria misma sea pública, abierta y conocida y garantice en su desarrollo la libre competencia entre candidatos.

Tercero, que los candidatos presenten su candidatura con un proyecto de gestión integral, que incluya objetivos, medios, propuestas de programación, e incluso financiación. En fin, que la gestión de los teatros quede en manos de profesionales de la gestión. Y como los gestores de hoy ya no son programadores con dinero público que van a comprar al mercado lo que les gusta para programarlo, su nuevo perfil habrá de ser el de un gestor profesional, que junto al rasgo cultural, sea conocedor de las técnicas de trabajo en equipo, de marketing, de comunicación, de desarrollo de públicos, de captación de recursos…

Cuarto, que el proceso de selección sea democrático y transparente, y que pueda ser seguido y evaluado por personas capaces, competentes e independientes. El proceso habrá de acabar con la firma de un Contrato-Programa que fije las condiciones y comprometa a las dos partes.

Quinto, que los responsables finalmente elegidos por las instituciones –pues son ellas quienes tienen la delegación popular para hacerlo- presenten anualmente un balance público de su gestión, que al final de su mandato habrá de ser auditada por profesionales independientes.

Así que, detenerse en que la elección debe ser hecha por asociaciones del sector, parece quedarse en la epidermis de la epidermis.¿De verdad garantiza ese modelo la elección del responsable de los teatros municipales más adecuado? El democraticismo, a veces, oculta el bosque.

 

NOTA: Y encima, ¿por qué la Asociación de Malabaristas y no ARTEMAD, por poner un ejemplo, que es una relevante asociación de empresas y compañías del sector que ha sido excluida del elenco?

 

(Si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo escribiendo tu mail en donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos dándole al “me gusta” en nuestra página de facebook)

1 Comment

Filed under artes escénicas, Políticas culturales

MadFeria: pensando al futuro

pensandoenelfuturo-elmuro

Esta semana estuve en MadFeria, la feria promovida por ARTEMAD, la asociación de empresas productoras de Madrid, y cuyo responsable artístico es Eduardo Pérez Rasilla. Me habían llamado para coordinar un debate reflexivo sobre la situación de las artes escénicas en el que estuvieron representantes de la danza, el teatro de calle, las salas alternativas, el teatro para niños y las nuevas tendencias. A todos ellos les propuse antes de empezar que elaboráramos frente a la situación una especie de mapa de oportunidades que recogiera el análisis pero sobre todo definiera los terrenos por los que el conjunto y cada organización debe deambular en el inmediato futuro para afrontar mejor su supervivencia y su crecimiento. No era fácil debido a la guerra declarada por el gobierno, comunidades y ayuntamientos a la cultura, la sanidad y la educación. A las que están privando de presupuestos para pagar unas deudas que ahora sabemos que creó un sistema corrupto.

No era fácil, pero lo hicimos.

De todas las intervenciones me quedaría con un puñado de ideas clave. Una, en la que coincidieron Alberto García de los Salmones y Víctor Torres, plantea al sector la necesidad de cohesionarse y establecer una línea de trabajo conjunta que rompa la fragmentación y fomente un frente unido de alternativas. Por mi parte añado que hay dos condiciones previas: encontrar un liderazgo y mirar más allá de los propios problemas.

Otra aportación clave fue la necesidad de avanzar hacia la cogestión de los espacios culturales públicos poco o mal utilizados debido a la caída presupuestaria. Las organizaciones culturales tienen ahí un terreno de crecimiento gestionando y llenando de contenidos los centros culturales, teatros y auditorios y ofreciendo en ellos ejemplos de colaboración público-privada. Las residencias de compañías de creadores es un ejemplo concreto en esa dirección.

Juan de Torres proponía una profunda renovación de los sistemas de ayudas a la creación, que deberían incluir fórmulas de retorno de la inversión. Es decir, como si las ayudas fueran préstamos públicos a devolver cuando los productos artísticos tuvieran ingresos y hubieran cubierto inversión. Una vieja propuesta que hoy se hace imperiosamente urgente y que a buen seguro contribuirá a la maduración de muchas organizaciones.

Se habló también de la necesidad de orientar las creaciones desde su origen hacia la internacionalización, dado que nuestro mercado natural va mucho más allá de nuestras fronteras. Y la imprescindible labor de diversificación y aclimatación que ello implica para las organizaciones.

Por mi parte, diría que la otra oportunidad, que apenas se dejó oír en el encuentro, es la de que  las organizaciones conozcan y se vinculen estrechamente a sus públicos. Los destinatarios de la acción artística y cultural son hoy, en plena crisis, el difícil territorio fértil en el que crecer; y para mañana, la garantía de supervivencia y desarrollo. Y más allá el sentido mismo del arte. Su destino.

1 Comment

Filed under artes escénicas, Cultura, General, Gestión cultural, Innovación, Inspiración, Opinión, Públicos, Reflexión