Tag Archives: Darío Fo

Darío Fo. Post urgente

dario-fo-a-radio-cusano-campus

Uno de los autores más comprometidos con el presente político ha muerto. Pero todo el teatro está de luto por este hombre poliédrico, valiente y cachondo.Político en el más profundo y honrado sentido de la palabra. Este bufón, juglar inmenso, armado del ácido humor que él transformaba en revolucionario, había muerto un poco hace tres años cuando se fue su inseparable compañera de andanzas Franca Rame.

La primera vez que lo vi, en Burgos, en los primeros ochenta, representaba su Misterio Bufo a cuerpo gentil con un pantalón y una camiseta negras. Solo en el inmenso escenario del Principal utilizaba todas, absolutamente todas las habilidades del viejo oficio de actor –incluida su muy querida Commedia dell’Arte- para contarnos aquella suma de historias que constituían una hilarante y profunda crítica a la Iglesia, y sobre todo a su poder temporal, basada además endiversos pasajes del Evagelio. Me pregunto si habrá conocido a Bergoglio y si así ha sido, habrá nacido en él una esperanza de cambio en esa institución con este papa peculiar.

Recomiendo encarecidamente leer Misterio Bufo, como Muerte accidental de un anarquista. Estas dos obras forman parte de sus más representadas piezas por todo tipo de compañías que creen firmemente que el teatro además de divertir debe mover el pensamiento y la acción para cambiar el mundo. Las torturas y abusos de poder policiales, el hambre, la carestía y los robos obreros en supermercados, el secuestro político, el capitalismo, la Mafia, el machismo…, quedan desnudados y convertidos en denuncia operativa en textos como La polizia!, Aquí no paga nadie, La mueca del miedo, o Pareja abierta… Pero son muchas más, todas tintadas del deseo transformador, muchas breves, casi aparentes ejercicios para clases de teatro, o para su compañía La Comune, que luego han visto miles de escenarios diferentes por cientos de grupos que les han dado vida. Probablemente todavía esté girando en nuestro país y pueda verse una puesta en escena magnífica de La Tigresa, interpretada genialmente por Julián Ortega.

Cuando muere un artista, un creador, la ventaja es que su obra permanece al alcance de las gentes, que pueden leerlas, reinterpretarlas, e incluso arrancar sus hojas y lanzarlas al viento para que vuelen lejos y alto. Como Darío Fo. Como Franca Rame.

 (si quieres recibir un aviso en el mail con cada nuevo post, puedes hacerlo escribiendo tu mail en donde pone “Suscríbete”, en la columna de la derecha. También puedes seguirnos en twitter@elmuroenred o dándole al “me gusta” en nuestra página de  facebook )

Leave a Comment

Filed under Cultura, El Blog Cultural de Robert Muro, Reflexión